LA EDAD DE PIEDRA Y LA DE LOS METALES


ARQUEOLOGÍA

 

http://www.todo.itgo.com

 

 

 

 
 

Primeras edades de la humanidad, llamadas así en atención a los materiales que el hombre empleó para fabricar sus instrumentos y armas la edad de la piedra o largo período prehistórico en que el hombre hacía herramientas de piedra porque no había aprendido aún a usar los metales, comenzó aproximadamente unos 2 millones de años atrás y concluyó en la región del mediterráneo, hace unos 5.000 años, con el comienzo de la edad del bronce en algunas partes del mundo, tales como Papua Nueva Guinea, hay, sin embargo, gente que aún vive en esta edad. Los científicos la dividen en tres períodos  principales. el paleolítico, o edad de la la piedra tallada, que concluyó hace aproximadamente 10.000 años; el mesolítico, o edad de la piedra media, que terminó hace cerca de 8.000 años en Europa; y el neolítico, o edad de la piedra pulimentada.

Figura: Escena - concebida por un dibujante - que representa una pareja ocupada en los quehaceres propios de la vida en la edad de piedra y principio de la edad de los metales. 1) cabañas neolíticas; 2) aldea lacustre; 3) aguja de hueso; 4) primeras cerámicas esgrafiadas; 5) costura con tiras de cuero; 6) cuchillo o buril: 7) punta de flecha; 8) arpón de hueso; 9) mortero; 10) buril; 11) sierra de sílex incrustado y atado; 12) lanza y hacha.

El hombre primitivo probablemente utilizaba los objetos que encontraba: piedras, huesos, palos, etc., como herramientas y armas. Después aprendió a hacer ambas cosas golpeando o frotando dos guijarros entre sí, para desprender escamas de piedra, y dejar un borde filoso o punta utilizable para cortar. Se han encontrado herramientas de este tipo de Olduvai Gorge, Tanzania, de casi dos millones de años. En 1970 se hallaron algunas más viejas aún en Kenia, de aproximadamente dos millones y medio de años. Más tarde, en el período paleolítico, los hombres llegaron a hacer herramientas más avanzadas, tales como hachas de mano, despedazando pequeños trozos de piedras bastante grandes. También aprendieron a encender el fuego. Los hombres del paleolítico tardío fueron los primeros artistas conocidos. Hicieron una amplia gama de herramientas, inclusive algunas para raspar y cortar, cuchillas para tallar y puntas de lanzas. El avance más importante del mesolítico fue el uso del arco y flechas, cuyas puntas se hacían ya muy afiladas. En el neolítico, el hombre aprendió a pulir sus herramientas, en lugar de tallarlas solamente. El avance más importante, sin embargo, fue el advenimiento de la agricultura, cuando el hombre aprendió a cultivar la tierra y domesticar animales para poder tener abundante suministro de alimentos. El hombre del neolítico sembraba y recogía el trigo, la cebada, etc. y molía entre dos piedras los granos para obtener una harina grosera que empleaba en la fabricación de un pan sin levadura. También domesticaba numerosos animales, entre ellos el perro, el caballo y el buey. Además, abandonó la vida nómada y no usó la caverna y otros refugios naturales como habitación pues prefirió construir su propia vivienda, como las lacustres, llamadas palafitos, que son construcciones levantadas en plataformas sobre troncos de árboles.

La edad de los metales constituye el período prehistórico posterior a la edad de la piedra. Recibe este nombre porque hacia el final del neolítico el hombre descubrió algunos metales que comenzó a utilizar en la fabricación de armas y herramientas. Suele dividirse en dos etapas denominadas, por orden de antigüedad, edad del bronce y edad del hierro.

 Las excavaciones realizadas en la Isla de Creta y del Mar Egeo han puesto de relieve el mayor nivel cultural alcanzado por el hombre en la edad del bronce; con respecto a los tiempos prehistóricos anteriores. Posteriormente, alrededor del siglo XIII a. de c., comienza otra cultura: la de la edad del hierro, como consecuencia del descubrimiento de este metal, que el hombre comenzó a utilizar en la fabricación de armas y otros objetos. El hierro sustituyó al bronce, pero en forma un tanto lenta. Con la edad del hierro comienza la historia propiamente dicha, porque los hombres, con las armas poderosas construidas con este metal, pudieron dominar a todos los animales, vencer obstáculos materiales, etc., y, además, con el conocimiento de la escritura emprendió importantes obras materiales.

Figura: Un ejemplo de las pinturas hechas en la Edad de Piedra Tardía en algunas cuevas en Sudáfrica.